El Gobierno estudia aprobar el autoconsumo sin peajes pero con trampa

¿Es posible que una decisión aparentemente positiva esconda truco? El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, sugirió hace unos días que se está valorando aprobar una tarifa plana para que todos los consumidores paguemos por igual la parte regulada de la factura de la luz. EnergyNews habla con Jorge Morales, experto en el sector energético, que nos explica los detalles.

 Que nadie se lleve a engaños porque, como se sabe, quien hace la ley, hace la trampa. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicó el pasado mes de julio una circular, la 3/2014, de 2 de julio, en la que se establece una nueva metodología de cálculo de la parte regulada del recibo de la luz. Según Jorge Morales, experto en el sector energético, “es una circular muy difícil de entender pero que en esencia se propone repartir los costes del sistema por igual”.

 Una tarifa plana de la luz

 A raíz de esta circular, el pasado 9 de septiembre, en la jornada “Nuevo régimen económico de la producción de energía a partir de fuentes renovables”, organizada por el diario Expansión y Acciona, Alberto Nadal anunciaba que se pretende aprobar un decreto donde el 90% de la factura de la luz será fijo, lo que en opinión de Jorge Morales “supondrá desincentivar el autoconsumo porque si el recibo de la luz será, por ejemplo, de 100€/mes tanto si consumes mucho como poco, ¿para qué vas a apostar por una instalación de autoconsumo? ¿para qué te vas a plantear ahorrar si vas a tener una tarifa plana independientemente de lo que consumas de la red?”.

 En la actualidad, el Gobierno ha reducido el peso de la parte variable, (la cantidad de kWh consumidos), por lo que cada vez cuenta menos lo que se consuma, lo que desincentiva el ahorro energético y se encamina hacia una “tarifa plana”. En un consumidor doméstico medio, el término fijo supone algo más del 30% del total del recibo de la luz, pero hace solo dos años era tan sólo del 10%.

 Esta “tarifa plana” pretende que todos los consumidores paguen lo mismo sin tener en cuenta su consumo, lo que va contra toda directiva comunitaria y trunca el despegue del autoconsumo. Además, asegura Morales “va a ser un proceso gradual, de tener un 50% de tarifa plana se pretende llegar hasta el 90%, lo que sería beneficioso para las compañías eléctricas que se asegurarían ingresos fijos”.

 Según Morales, “es un suicidio, la gente está acostumbrada a la tarifa plana del teléfono o de Internet, pero no tiene los mismos costes que uses más o menos los sistemas de telecomunicaciones a que se consuma más o menos energía”, y añade, “parece una estrategia electoral de cara a 2015”.

 Decreto de autoconsumo

 Desde hace ya más de 2 años, se espera como agua de mayo la aprobación de un decreto de autoconsumo con balance neto que en la actualidad sigue en suspenso. El autoconsumo instantáneo, por el momento, está exento del pago de peajes y se permiten instalaciones hasta 1.000 kilovatios (kW) de potencia. Pero el último borrador de Real Decreto sobre autoconsumo difundido por el Gobierno de Rajoy quería incluir un peaje de respaldo, es decir, un cobro adicional por no consumir, más conocido como “un impuesto al sol”, lo que provocó un revuelo sin precedentes entre asociaciones de consumidores y el sector de las renovables.

 Pues bien. Esto también ha cambiado. En la misma jornada sobre renovables del pasado 9 de septiembre, el secretario de Estado de Energía también reconoció que el futuro Decreto de autoconsumo finalmente podría no incluir ese impuesto al sol, una decisión que podría suponer un espaldarazo electoral.

 Pero, “¿para qué incluir un peaje de respaldo al autoconsumo si con una tarifa plana apenas puedes ahorrar en tu factura de luz?”, explica Jorge Morales, “se busca nuevamente desincentivar el desarrollo del autoconsumo porque así no se quedan las eléctricas sin su negocio”.

 Más demanda encarece el precio

 Si no se incentiva el ahorro, si da igual que gastes mucha o poca electricidad, lo que va a provocar es un aumento de la demanda de electricidad, y por tanto, subirá el precio del combustible, que se trasladará de nuevo a la factura de la luz con un aumento del precio de la tarifa plana.

 Nadal sugirió que ambos decretos, el de la tarifa plana y el de autoconsumo, podrían estar listos para el próximo mes de enero de 2015, y de ser así, quienes le van a sacar por la puerta grande, sin duda, serán las grandes eléctricas.

Fuente: Energy News